El Universal – Chávez fue proclamado y nombró a Maduro vicepresidente

Presidente anunció, sin mayores detalles, la Misión Mercosur y las micromisiones

MARÍA LILIBETH DA CORTE

CARACAS, jueves 11 de octubre, 2012

Tras recibir de manos de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, la credencial que lo proclama Presidente de la República para el período 2013-2019, Hugo Chávez se comprometió a “consumirse gustosamente al servicio del pueblo sufriente para tener patria”, anunció el lanzamiento de las “micromisiones” y nombró al canciller Nicolás Maduro, Vicepresidente Ejecutivo, el octavo que ocupa el cargo en los 14 años de su Gobierno.

“Ha sido un excelente Vicepresidente. Gracias Elías, noble, trabajador, honesto entregado, inteligente y humilde sobretodo. Gracias Elías Jaua Milano por tanto”, así despidió el mandatario a su actual Vicepresidente, quien asumirá la candidatura por el chavismo a la Gobernación de Miranda.

Luego bromeó: “No le recomiendo a nadie que sea Vicepresidente de la República” al afirmar que no es “cosa fácil” aguantarlo. “Por eso, quiero que le demos un aplauso de apoyo, de estímulo al nuevo vicepresidente que es Nicolás Maduro”, anunció.

El Presidente no reveló quien sustituirá a Maduro en el Ministerio de las Relaciones Exteriores ni a Jaua en el despacho de Agricultura y Tierras, cartera que también preside.

Maduro es el octavo Vicepresidente de Hugo Chávez. Han pasado por esa instancia ademas de Jaua (2010), Isaías Rodríguez (1999- 2000), Adina Bastidas (2000-2002), Diosdado Cabello (2002), José Vicente Rangel (2002-2007), Jorge Rodríguez (2007-2008) y Ramón Carrizales (2008-2010).

Chávez resaltó que Maduro “ha sido un gran servidor público en distintos frentes de batalla, en la Asamblea Nacional y luego en la Cancillería (cargo que ocupa desde el 2006)”. .

“Mira dónde va Nicolás, el autobusero. Nicolás era chófer de autobús en el metro y cómo se han burlado de él, la burguesía se burla”, señaló el Jefe de Estado, refiriéndose a los inicios de Maduro, quien presidió un sindicato de conductores del Metro de Caracas.

Ayer Chávez reiteró su disposición al diálogo con algunos sectores de la oposición. “Yo los seguiré invitando al diálogo, al debate, a la propuesta, a mí me llamaron la atención declaraciones que leí en prensa del presidente de Fedecámaras, diciendo que sí, que están dispuestos al diálogo. Bueno, al diálogo, claro, pero no a la imposición, que son dos cosas muy distintas”, subrayó.

Se quejó que “la campaña adversaria, burguesa, de la derecha política, la cual utilizó mucho el recurso de sobredimensionar o utilizar las fallas, las necesidades, los reclamos de un pueblo que carga todavía sobre sus hombros 500 años de dominación, de capitalismo salvaje y de saqueo”.

“Pero la derecha es muy hábil: Te das cuenta no tienes casa todavía, vota por mi que yo te voy a dar casa. Te das cuenta que no te llega el agua, vota por mí, que yo sí te la voy a poner (…) Te das cuenta que te mataron un familiar, te das cuenta la inseguridad y yo sí voy a arreglar todo eso. Ese fue uno de los recursos que utilizó el marketing de la derecha, sin embargo allí está el resultado más de 8 millones de conciencia dijeron ‘no te creo, yo creo en el socialismo”, soltó en el discurso, para luego reconocer que ese “aspecto tiene dos caras y al otra cara es que nosotros como Gobierno y Estado estamos obligados a acelerar las respuestas eficientes y la solución a los moles y miles de problemas que aun perduran en el pueblo”.

Recordó que la revolución que encabeza es “un proceso de largo aliento, que va por etapas, que avanza por ciclos. Que es imposible solucionar en un corto plazo solucionar los miles de problemas que aquejan al pueblo producto del modelo capitalista que se instaló aquí”.

Chávez insistió que se lleva a cabo “la transición al socialismo”, por eso -dijo- el próximo período de Gobierno “debe ser un período de mayor avance, logros y eficiencia en esa transición del capitalismo al socialismo”. En ese sentido, el mandatario anunció, sin mayores detalles, la creación de la Misión Mercosur y las micromisiones. Indicó que el programa de la Patria será el rector del nuevo período.

Promesa reciclada 

De traje negro, corbata roja, acompañado por su hija Rosa Virginia, Chávez arribó a la 5.15 pm, a la sede del CNE. En la carpa habilitada para la prensa durante los pasados comicios, el Jefe de Estado, su gabinete Ejecutivo, la directiva y funcionarios del CNE, el jefe de Estado fue proclamado como el ganador de los comicios del pasado domingo por un 55,26% de los votos frente al 44,13% que obtuvo el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática, Henrique Capriles.

El Jefe de Estado retomó la promesa que lanzó el 15 de febrero de 2009, cuando ganó la enmienda que permitió la reelección presidencial indefinida, pero esta vez la dedicó especialmente a los pobres. “Me consumiré gustosamente al servicio del pueblo sufriente para tener patria”, dijo.

La poderosa maquinaria roja, capaz de garantizar el triunfo de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales, ayer no trabajó y la Plaza Diego Ibarra, adyacente al Consejo Nacional Electoral, se quedó a medio llenar para celebrar el nuevo triunfo del mandatario.

La gente que acudió a la fiesta popular era esencialmente espontánea. Algunos funcionarios púbicos, aún con su carnet colgando, asistieron después de terminar su jornada laboral a la concentración. No hubo presión ni listas, eran seguidores indiscutibles de Chávez.

Otros asistentes no eran trabajadores del Estado, era gente llana y sencilla, jóvenes de los barrios, señoras de la tercera edad emocionadas con el triunfo del “candidato de la patria”, como se hizo llamar Chávez en la campaña electoral.

Los edificios que rodean la Plaza, como las Torres del Silencio, donde funcionan oficinas estatales, mostraban en sus ventanas afiches del presidente reelecto.

Abajo, en la Plaza, estaba una tarima con tres pantallas donde el público pudo ver el acto de proclamación del mandatario que se llevó a cabo en el CNE.

Hany Kauam, los Cadillacs y Omar Enrique, el trío artístico que animó las concentraciones chavistas durante la fase electoral, estaban anunciados para la fiesta roja.

“Será Presidente desde el 2013 hasta el dos mil siempre”, aseguraba una cantante del grupo Madera en la tarima, palabras que ocasionaron una ovación, mientras una urna de cartón era paseada por la Plaza donde se leía “enterramos a Capriles y al capitalismo”.

Pero el aplauso más sonoro se lo llevó el mandatario cuando apareció de repente en las pantallas tomado de la mano de su hija Rosa Virginia y entrando a la sede del ente comicial.

Una joven al pie de la tarima lloraba y repetía “te amo, Chávez”, mientras, una señora de apariencia septuagenaria que vendía golosinas en un carrito, se mostraba emocionada y aplaudía intensamente mientras veía con mirada iluminada la pantalla.

La de ayer no fue una de las celebraciones más multitudinarias de Chávez, pero la gente que estaba allí -en su mayoría de bajos recursos-, aupó intensamente a su líder. La mejor imagen para entender porque fue reelecto.

Click here for original article.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s